Como generar archivos corruptos a propósito

Los motivos por los cuales nos resultaría interesante corromper un archivo a propósito pueden ser muchas…desde usarlos para testar aplicaciones de reparación de archivos hasta usarlos como engaño para tratar de hacer ver que hemos hecho la tarea.

El uso que se le haga es ya un problema ajeno a este tutorial, hecho con el propósito simple de aprender y conocer cómo funcionan algunas cosas dentro de una computadora.

Corromper un archivo es tan sencillo que hasta da vergüenza hacer un tutorial explicándolo.

Hay varios sistemas…incluso hay servicios online que hacen esto mismo de forma automática, pero siempre es bueno saber cómo hacer las cosas por nosotros mismos. Repito que existen diferentes métodos, este es simplemente uno de ellos, que no requiere ningún nivel de experiencia o habilidad tecnológica, sin necesidad de depender de herramientas de terceros, rápido y que una vez lo hayamos hecho una sola vez, jamás se nos olvidará como hacerlo más veces.

 

 

 

  1. Lo primero es crear el archivo que vamos a corromper. Podemos usar cualquier tipo de archivo, para nuestro ejemplo he creado un archivo de Word al que le he añadido dentro una imagen para que tuviese algo de peso.

 

 

  1. Luego crearemos un nuevo documento de texto en blanco con el Bloc de notas

 

 

  1. Abrimos el documento de texto con el Bloc de notas y arrastramos a su interior el archivo Word que vamos a corromper.

 

 

  1. Dependiendo del tamaño del archivo Word tardará más o menos segundos en mostrarnos su contenido, que será una serie de caracteres sin sentido.

 

  1. Seleccionamos unos cuantos caracteres, un par de líneas, por ejemplo, y las borramos usando el comando de nuestra preferencia…el asunto es eliminar parte de su contenido.

 

 

  1. Luego simplemente guardamos

 

 

  1. En ese momento ya hemos corrompido el archivo. Su tamaño apenas ha variado y a simple vista parece un archivo de Word normal, pero si tratamos de abrirlo con Word u otro programa nos dará un error y no podrá abrirse.

 

 

En vez de eliminar parte del contenido, podemos añadir o escribir un texto y el resultado sería el mismo. Esto último es lo que hacen algunos Ransonware, secuestradores de archivos, tan populares últimamente…añaden una cadena más o menos larga al contenido y los dejan dañados. La dificultad en repararlos estriba en que no conocemos la cadena o cadenas de caracteres insertada ni la ubicación.

Con esto hemos aprendido, por ejemplo, como algunos virus y malwares sencillos corrompen y dañan archivos en nuestro equipo.

0 comentarios